ENSALADA DE COUS COUS Y PECHUGA DE POLLO AL CURRY

Hoy traemos una riquísima ensalada que puede servirnos de plato único, para una comida o cena ligera. Damos la “base” de la ensalada ya que la mayoría de los ingredientes es a nuestro gusto, como la cantidad de curry que deseemos, la variedad de los frutos secos, aceitunas, aliño…admite también añadir huevo duro, pepinillos…en este caso, la hicimos de la siguiente manera:

INGREDIENTES de la ensalada

  • 200 gr. de sémola de trigo (cous cous)
  • 200 ml. de agua
  • Lechuga (cantidad al gusto)
  • 1 o 2 tomates
  • 2 pechugas de pollo fileteadas
  • Sal
  • Pimienta
  • Curry
  • Frutos secos (variedad y cantidad al gusto, nueces en nuestro caso)
  • Aceitunas verdes y/o negras (variedad y cantidad al gusto, solo verdes en nuestro caso)
  • Aliño (aceite de oliva y vinagre de módena en nuestro caso)

PREPARACIÓN

Preparamos el cous cous según las instrucciones, en nuestro caso llevamos a ebullición el agua y apartamos del fuego, añadimos la sémola, mezclamos y dejamos reposar 3 minutos. Pasado el tiempo, volvemos a poner al calor y removemos durante otros 3 minutos. Dejamos templar

Salpimentamos las pechugas y las ponemos a hacer en una sartén con un chorrito de aceite, espolvoreamos el curry y cortamos en tiras o trozos pequeños cuando estén hechas

Ponemos en un bol la cantidad de lechuga que queramos y vamos añadiendo los ingredientes. EL cous cous, las tiras de pechuga, el tomate cortado en rodajas, las aceitunas y los frutos secos que deseemos. En este caso hemos puesto nueces. Por último aliñamos la ensalada a nuestro gusto, nosotras con vinagre de Módena y un chorrito de aceite de oliva


 

Más…

¿QUÉ ES EL COUS COUS?

El cous cous es un plato tradicional bereber hecho a base de sémola de trigo. Es un alimento que consiste en granos de sémola de trigo duro de tamaño medio de un milímetro de diámetro (tras el cocinado). Es originario del norte de Argelia y Marruecos entre el siglo XI y XIII, es un alimento que sigue siento un ingrediente básico en Oriente Próximo y en otros países se ha convertido en un producto muy aceptado, por su delicadeza, su versatilidad en la cocina y sus valores nutricionales.

El pequeño tamaño que caracteriza al cuscús hace que esté cocido en poco tiempo y que incluso pueda cocinarse al vapor. En su origen se hacía posándolo sobre el guiso que le acompaña, carnes, vegetales, frutos secos e incluso pescados, cada país tiene sus especialidades.

Hay un recipiente especial para hacer el cuscús y se llama cuscusera o alcuzcucero. Antiguamente se hacía de barro, pero ahora los encontramos con más facilidad hechos de acero inoxidable.

El cuscús que encontramos ahora en los supermercados occidentales está precocido, bastan cinco minutos de cocción para que el grano se hidrate y se hinche proporcionando esa esponjosidad. Y ni siquiera eso, se puede hacer un buen cuscús simplemente vertiendo sobre él agua o caldo bien caliente, cubriendo el recipiente y dejándolo reposar unos minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: