CRUMBLE DE MANZANAS – APPLE CRUMBLE (postre inglés de manzana)

Hoy os traemos un regalito de receta, el crumble de manzanas, ¿lo conocéis? Si no es así es el momento perfecto para que lo hagáis. La preparación es sencilla y rápida, perfecto para los días que tenemos que realizar varios platos, podemos prepararlo en 15 minutos y después meterlo al horno y seguir con el resto de platos. Podemos degustarlo también en desayunos o meriendas. Otra cosa buena que tiene es que se prepara con ingredientes de “fondo de armario”, que todos solemos tener en casa.  Esto de internet está muy bien para, por ejemplo, compartir recetas, pero no sabemos cómo transmitiros lo delicioso que está, así que lo único que nos queda es la esperanza de que confiéis en nuestra palabra. Y si dudáis, poneros el delantal y comprobarlo vosotros mismos.

CRUMBLE DE MANZANAS – APPLE CRUMBLE (postre inglés de manzana)

INGREDIENTES

  • 4 manzanas
  • 100 gr. de azúcar (150 gr. receta original)
  • 100 gr. de harina
  • 60 gr. de mantequilla (90 gr. receta original)
  • 30 gr. de almendras peladas
  • 1 cc de canela
  • Sal

PREPARACIÓN

(Precalentamos el horno a 180ª)

Pelamos las manzanas y las cortamos en trozos pequeños. Las colocamos en un bol y les añadimos 50 gr. de azúcar y la canela

Calentamos en una sartén 25 gr. de mantequilla a fuego fuerte y añadimos la mezcla de manzana con azúcar y canela. Dejamos unos 6 o 7 minutos, removiendo de vez en cuando (en la receta original se añadirían también otros 50 gr. de azúcar, nosotras lo vemos innecesario y excesivo)

Ponemos los trozos de manzana en una fuente refractaria

Mezclamos con las manos el resto de la mantequilla y el azúcar, la harina y las almendras molidas o en trozos pequeños. Añadimos una pizca de sal. Tenemos que conseguir unas migas grandes

Distribuimos las migas sobre los trozos de manzana y horneamos durante 30 minutos o hasta que vemos que está dorado. Tiene que quedarnos una costra crujiente. Lo sacamos del horno y servimos muy caliente

Como acompañamiento se le suele poner nata o helado ya que le va muy bien el contraste de temperaturas. También está muy rico con crema pastelera, flan o natillas

crumble

Para saber más...
Dicen que esta receta surgió en la Segunda Guerra Mundial por la escasez de harina. Las tartas tradicionales requerían gran cantidad de harina, entre otros ingredientes, por lo que decidieron hacer una mezcla de frutas, harina, mantequilla y azúcar, consiguiendo un postre económico y delicioso. Hoy en día ha ido evolucionando, de hecho, solemos ver la costra hecha con galletas, cereales o frutos secos, como la almendra en esta ocasión, especias, como la canela o también se le suele poner vainilla. La avena y el azúcar moreno también le van muy bien a esta receta.

Los crumbles más tradicionales son los de manzana, ruibarbo, peras, ciruelas y zarzamora. También se suele hacer con ingredientes salados y se sirven de entrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: