TORRIJAS DE BRIOCHE

torrijas

La Semana Santa ya está aquí, y con ella… ¡las torrijas! esta vez os traemos una versión diferente, no las freímos y en vez de pan viejo usaremos pan de brioche…

BUDIN DE PIÑA

piña

La receta de hoy surgió al encontrarnos una lata de piña olvidada en el armario y unos bizcochos de soletilla que nos habían sobrado de otra receta. Nos acordamos de este budin que normalmente solemos hacer con el pan de víspera. Es un postre rápido y fácil de hacer. Esta receta es más ligera y menos trabajosa que la receta de tarta de piña que publicamos anteriormente (pinchar aquí) y el resultado, en cuanto a sabor y presencia, no tiene nada que envidiarle.

Muchas veces tenemos sobras de ingredientes de recetas hechas que no sabemos qué uso darles y, a veces, acaban en la basura. O como en esta ocasión, latas a punto de caducar. Si le echamos un poco de imaginación podemos experimentar y aprovecharlos. Nosotras hemos cambiado el pan por los bizcochitos y el resultado ha sido estupendo!

BIZCOCHO DE PLÁTANO “JAVI”

La receta de hoy nos la dio mi amigo Javi hace años y no la habíamos hecho hasta ahora! ha sido un éxito y la volveremos a hacer pronto, no sé como hemos estado tantos años sin probarla!! Esperamos que vosotros no tardéis tanto porque está riquísima!   MUCHAS GRACIAS JAVIIII 🙂

KARIDÓPITA – Bizcocho griego de nueces

karidópita

El viernes tiene un nosequé que quéseyo…tras una larga semana de lo más amorosa,os sugerimos endulzarla un poco más con este típico bizcocho griego de nueces con un almíbar de brandy, no suena nada mal ¿no? Esperamos que os guste y que disfrutéis del fin de semana

SAVARIN DE NARANJA

Terminamos la semana con este delicioso postre, uno de los más apreciados en Francia. El origen se remonta al SXVII, cuando Estanislao I, rey de Polonia, perdió su trono y a cambio le dieron el ducado de Lorena. Era un gran amante de los dulces pero su mala dentadura le hacía sufrir grandes dolores. Su pastelero, Nicolas Stohrer, creó para él este postre, un brioche tradicional de su país bastante similar a un Kouglof, perfumado con azafrán y embebido en sirope con vino de Málafa, jugoso y esponjoso. Estanislao I adoraba los cuentos e historias de la época, sobre todo las de Ali Babá, y por eso se llamó a este postre pastel Ali Babá. Cuando el pastelero llegó a Paris de la mano de la hija de Estanislao I, se empezó a difundir entre todos los parisinos y, poco a poco, se fue modificando esta receta del Baba hasta llegar a Savarin. Hoy en día existe la pastelería de la casa Stohrer en la calle Montorgueil y está declarada como monumento histórico. Allí se puede degustar el pastel Ali Babá original. En el siglo XIX fue rebautizado como Savarinen honor a Anthème Brillat-Savarin, ilustre autor de “La filosofía del gusto”. Aunque la presentación ha ido modificándose siempre se hace en forma de corona y se baña con sirope de ron o gran marnier. Nosotros os traemos una receta sencilla de este postre. ¡Esperamos que os guste!

A %d blogueros les gusta esto: